Ir al contenido principal

Yoda coach



Se van a cumplir cuarenta   años desde el estreno de La guerra de las galaxias, la gran película, para muchos una obra maestra, que marcó a una generación, y que nos mostraba la lucha del bien contra el mal, es decir lo de siempre, pero como nunca, Yoda y su filosofía Jedi nos lo dejó bien claro,había que hacer las cosas, no intentarlas, y sobre todo había que alejarse del orgullo, de la agresividad, y de expresar molestia o ira, porque esos sentimientos nos llevarían al lado oscuro de la Fuerza.



A pesar de sus inmensos poderes poco podía imaginar el maestro Yoda que con sus sentencias iba a predecir la tendencia de pensamiento occidental que imperaria a principios del S.XXI especialmente a partir de la publicación de El Secreto de Rhonda Byrne, esta vez la filosofía del optimismo irracional vendría de la mano de ciertos coach y facilitadores, desarrollando poco a poco una ideología de la represión ya denunciada lucidamente por Barbara Ehrenreich en su libro Sonrie o Muere.



La Psicología ha sido la primera víctima de estas tendencias, ya que sufre y sigue sufriendo a día de hoy el preocupante intrusismo profesional derivado de estas figuras, palideciendo a merced de personajes que, ayudados por la falta de regulación, campan a sus anchas formados con cursillos de fin de semana carentes de homologación, ofreciendo atractivas soluciones mágicas exentas de esfuerzo al incauto que caiga en sus redes, y presentándose como presuntos terapeutas que desgraciadamente muchas veces terminan invadiendo  terrenos que corresponden a la salud mental y física, careciendo de las  competencias legales, académicas y profesionales para afrontarlos.



Mientras tanto solo en España hay en torno a 18.000 psicólogos en situación de desempleo, con un sistema sanitario que paradójicamente demanda cada vez más atención psicológica y que ve cómo las cifras de admisión a Psicólogo Interno Residente (PIR) se reducen a poco más de un centenar al año.



Resulta entonces vital, más que nunca y aun con este panorama desolador que  la Psicología y otras profesiones sanitarias eviten resignarse frente al intrusismo laboral, o caer en la tentación de plegarse a pseudoterapias insustanciales que enarbola hoy mayormente la industria de la autoayuda y las terapias alternativas, el prestigio, la dignidad y la utilidad ultima de la Psicología dependen de ello.


















Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …