Ir al contenido principal

Influencers




Te pueden gustar mas o menos, pero mientras escribo esto es Dulceida la que ocupa las vallas publicitarias de la calle, es el rubius, auronplay o willyrex quienes lideran las reproducciones en Youtube, y el reggaeton el genero que revienta las audiencias musicales,  parece que Internet llego para salvarnos, pero no a todos, en estos tiempos del coaching en los que el lema principal parece ser el #followyourdreams debido a la tendencia que tenemos a contarnos unos a otros historias de éxito y obviar las de fracaso, muchos terminan convenciendose de que todos los fracasos vitales son en realidad cuestión de falta de voluntad, subproductos de la incapacidad de arriesgarse y romper con las normas establecidas, el castigo divino que impone el dios de la creatividad a la gente poco dinámica por no reinventarse exitosamente y dar una lección al sistema, mientras tanto las redes nos muestran los logros y las agallas de aquellos que se atrevieron a renunciar a lo establecido, y se convirtieron en youtubers instragramers y twitteros de éxito, los hemos llamado influencers y se ha creado un nuevo mercado lucrativo en torno a ellos, por ejemplo aquí el amigo nos cuenta como se libero de su profesora, la cual le profesaba una manía irracional, nos falta  la versión de la profesora, este es uno de los problemas de un medio tan unilateral como son los canales de vídeo, pero es un asunto que antes no trascendía tan fácilmente, y es de agradecer que hoy se pueda denunciar y visibilizar por varias vías, no solo por la institucional.



Lo mas interesante sin embargo son los comentarios a este youtuber, están por un lado los que ensalzan la olvidada virtud de la resistencia, porque muchos aguantaron a maestros incompetentes, durante mas tiempo, y en condiciones mas terribles, y a pesar de ello no pudieron vivir la recompensa de contarlo o el lujo de renunciar a su trayectoria académica, son aquellos cuyas historias no tuvieron un final feliz, aquellos que no tenían las ideas tan claras, o bien quedaron afectados por semejante experiencia, experiencia que acabo destruyendo sus expectativas de avance y bloqueando su mente; otros participantes aportan la habitual versión paternalista sobre las nuevas generaciones, especialmente los que tuvieron que ponerse a trabajar a edades tempranas, a estos no se les ofreció salida "fácil" aunque al menos tenían una salida (que se lo pregunten a quienes terminaron de estudiar en 2008) el empeño no lo resuelve todo, persistir es un ejercicio de disciplina muy loable, pero nadie debe resistir una situación intolerable, ahí la única respuesta valida es decir no y decir basta, por ejemplo ante los comentarios al vídeo que justifican el uso de la violencia en contra de los docentes o de los alumnos, en plan "yo le daba dos xxxx a la profesora o al alumno" una forma de pensar que al parecer sigue muy presente en nuestra sociedad.

En el otro extremo se muestran todos aquellos millenials esperanzados al ver que aun quedan lugares donde aterrizar después de dejar los estudios estándar, para muchos la profesora sera solo el inicio, su familia, sus amigos/as, su jefe/a, su pareja...siempre, siempre nos encontraremos con personas que pueden mantener en potencia actitudes irracionales u hostiles (eso no justifica que lo sean claro) personas que solo nos aportaran desanimo y pesimismo en todo lo que emprendamos, es prioritario que lleguemos a conocer nuestras debilidades y habilidades, una excelente forma de orientarse en la vida en lugar del #followyourdreams es tener claros nuestros "no quiero hacer" o nuestros "no se me da bien" este es generalmente un camino mas realista, mas efectivo, y mas practico que crear castillos en el aire, junto con el arte de saber dilucidar cuando somos nosotros los que estamos manteniendo actitudes rígidas e irracionales, y cuando es nuestro entorno el que es manifiestamente dañino.  

Otro estilo de comentarios, revelan a las generaciones "perdidas" a las que pertenezco, nosotros hemos crecido entre la parafernalia moralista de unos, y el discurso rompedor de los otros, muchos ya cansados antes de empezar, generalmente sobre-educados, diseñados para un mundo que no existía y que no ajustaria la practica a nuestro exceso de teoría, cada vez que veo otro youtuber de éxito, otro instagramer que despunta y llena nuestras vallas publicitarias inevitablemente me pregunto ¿Que pasa con aquellos que no llegan al suficiente numero de seguidores? ¿Que pasa con quienes no tienen el carisma o la gracia suficiente para explicar su caso? ¿Que pasa con quienes dejaron los estudios y se encontraron en un mundo que no les daba ni una sola oportunidad laboral? Los que son criticados por las generaciones anteriores, y ridiculizados por las nuevas, atrapados en una gran pinza entre dos mundos antagónicos, cuya vertiente mas actual, la mas tecnológica, tiene por lo visto todas las de ganar, porque aunque no nos guste los contenidos mandan, la publicidad manda, las cadenas de comida rápida se seguirán llenando por mucho que seamos conscientes de que lo que nos venden no es bueno para nuestra salud, descubrir lo que nuestra parte frustrada quiere, inmediatamente, sin importar las consecuencias, y a cualquier precio es mejor negocio que prometer largos años de esfuerzo o penalidades a cambio de recompensas posibles pero inciertas.

Esa avidez por el producto rápido, aunque sea virtual, es profundamente inquietante, ya que da pie a que sean los mas graciosos, los mas chistosos, irónicos, u ofensivos, los que destaquen, sepulta totalmente el discurso mas elaborado o con mas excepciones (mas rico) nos puede precipitar hacia los prejuicios o hacia las generalizaciones simples, hacia las mas peligrosas, las que se rodean de un aura de virtud o de indignación.

Hace poco alguien escribía muy acertadamente "El blog ha muerto, ya nadie lee" es cierto, pero es que además del blog pasamos al facebook, del facebook al twitter, del twitter al instagram, y al final todo quedo en una foto, una foto bonita pero sin mensaje ni impacto explicativo, con mucho acompañada de una breve frase, todo el mundo quiere ver donde esta y que llevan puesto Dulceida, Shakira, o Cristiano Ronaldo, de acuerdo, lo entiendo, es un negocio, es una promoción, no pasa nada. No son los causantes de ninguna "decadencia moral" como muchos desearían, pero se nos olvida que no son tan importantes por ser quienes son, sino porque reflejan algo que queremos, algo que admiramos como sociedad, por eso su foto y nuestro seguimiento dice mas de nosotros que de ellos, y entretanto hay dos aspectos que deberíamos interiorizar si queremos sobrevivir mientras continua el espectáculo.

El primero es que muy probablemente nunca llegaremos a formar parte de ese mundo que nos muestran, y el segundo es un odioso efecto contraintuitivo, no se si lo habeis notado, pero da exactamente igual lo que haga o diga uno de esos personajes idolatrados,  todas sus actuaciones, incluso el mutismo, redundan en un aumento de su fama, existe una especie de fascinación morbosa dificilmente explicable, y al parecer ocurre en los medios de comunicación de todos los países, vacas sagradas intocables que se muestran inmunes a nuestra indignación o a nuestra ignorancia, su inmerecida fama siempre es mantenida por los "otros" los cuales paradojicamente también dicen aborrecerlos.

Es un fenomeno muy interesante que puede tener consecuencias indeseadas, por ejemplo cuando el aplauso es para la ignorancia, y hay que recordar que la ignorancia puede ser mas simpática, mas rápida, mas fácil de entender, mas convincente y sobretodo mas osada que el conocimiento verdadero, la vemos en Mercedes Mila dando lecciones al Profesor José Miguel Mulet Salort sobre "enzimas prodigiosas" la vemos en Rafael Santandreu cuando se empecina en predicar la tolerancia universal y el perdon hacia dictadores genocidas, la vemos en Belén Esteban cada vez que profiere alguno de sus celebrados exabruptos que cortan cualquier intento civilizado de entenderse, y en decenas de twitteros profesionales que han convertido en un negocio la practica de soltar la piedra y esconder la mano, la opinión mas popular, mas atractiva, mas emocionalmente coherente no tiene porque ser necesariamente la verdadera, y hay algo que se pierde cuando sucede, los que han vivido mucho y han sabido vivir bien sienten vergüenza ajena y suspiran cuando asisten a uno de estos momentos, pero al otro lado de la pantalla impera la máxima de aquel famoso personaje de la película Gracias por fumar "si tu trabajo es tener razón, no puedes equivocarte" de modo que lo importante ya no es mantener una conversación con alguien, encontrar puntos en común, o demostrar los hechos, lo importante solo es convencer al publico, que lo cubrirá todo con sus vítores o con sus gritos de indignación.


Es un secreto a voces, estamos cada vez mas rodeados de esta clase de manipulaciones, y lo peor es que están ganando por goleada, la verdad y los hechos quedan demasiadas veces relegados a cuestiones de popularidad, opinión o carisma, el numero de reproducciones o re-tweets han venido a sustituir a la Verdad, un comentario ingenioso o la velocidad de argumentación (aunque este basada en falacias evidentes) es un arma mas poderosa y atractiva que un razonamiento lógico, esta aceptación tiene una explicación evolutivamente útil. Se nos ha comido la apariencia porque priorizamos nuestro sistema de "pensar deprisa" que decía Kahneman ese que nos resulta tan útil, que nos mantiene vivos, a pesar de ser inexacto en muchas ocasiones, lo peor es que algunos convencidos de su validez defienden con pasión nuestra tendencia a la búsqueda heurística de resultados convirtiendo poco a poco la ignorancia en una virtud.

Carlos Sanz Andrea.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …